Relatos del infierno (V)

Publicado: marzo 2, 2017 en Uncategorized

La muerte en Auschwitz es la muerte moderna, industrial
Joan- Carles Mèlich

La falta de “verbalización” e interiorización de los relatos del infierno también ha influido, y mucho, en la visión del desarrollo sobre la floresta. Nos han apagado las luces. Nos han negado la imaginación. No es una exageración pero miremos alrededor y tenemos las respuestas a nuestra falta de respuesta sobre el desarrollo de la población. La selva es el patio trasero de Perú. Muestra la relación difícil que tenemos con la naturaleza. Es penetrarla, expoliarla e irse (psicoanalíticamente tiene mucha miga). Cada gobierno (con gran ignorancia) que entra al timón del poder alardea que va construir una carretera de una la costa a la selva, así sin más. Lo peor de todo es que no haya una respuesta desde el marjal. Lo que nos muestran los relatos del infierno, en el caso del Putumayo, era la actuación del capitalismo periférico. El aprovechamiento de la mano de obra, a los indígenas los secuestraban y no les pagaban salario alguno. Además de desarbolar el bosque sin ningún criterio. El sudor de los indígenas en la extracción del oro blanco (como también se le conocía a la goma) del Putumayo sirvió para que los adinerados en Estados Unidos o Europa se pudieran pasear y alardear en sus coches por las carreteras (casi toda la explotación cauchera iba para esos centros del capitalismo), esas muertes de los indígenas económicamente eran simples externalidades. Esta forma de intervención del capitalismo periférico (y muchas veces, del capitalismo central) trae como consecuencia el boom temporal de las ciudades y luego se derrumban, como así ha sucedido con muchas ciudades amazónicas como Isla Grande o Iquitos . Ese modelo de explotación de los recursos naturales hasta ahora poco ha cambiado. Una gran metáfora (la virilidad del macho alfa) de la extracción de recursos de la floresta ha sido y es, el oleoducto de la selva a la costa. Hoy en cada paso pega una rotura vertiendo petróleo por donde pasa. La falta de percepción de estos relatos ha hecho que se nuble la palabra desarrollo o progreso que se han convertido el supay de muchos de sus habitantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s