Il postino

Publicado: marzo 5, 2017 en Uncategorized

Lo que más desmoraliza a un pueblo, a una población de un determinado territorio es la corrupción. Es un duro golpe moral. Es un zurriagazo tan fuerte que no te puedes levantar fácilmente. Te desgasta o dilapida todas las reservas morales que pudieras tener. Por eso, cuando un pueblo permite que la corrupción camine a sus anchas por sus calles es un pueblo que ha vaciado todos los valores de la vida pública que da paso a líderes o lideresas políticos de una gran mediocridad – lo tenemos en España y Perú, y de discutible catadura ética. No es gratuito que en España luego de una larga dictadura que promovía la opacidad de las autoridades y funcionarios, tenga hoy, en democracia, esos vicios públicos. La corrupción a la larga contamina y corroe a la sociedad y rebaja la calidad de la democracia a niveles del descreimiento. Al presidente de gobierno en España se le pregunta sobre una determinada cuestión pública y él contesta con galimatías (por decir, en latinoamericano, de modo cantinflesco festivo) eludiendo contestar cualquier pregunta espinosa con frases tan falta de sustancia (y hueca) como que España es una gran nación. Lo peor de todo es la sociedad a través de los medios de comunicación y la ciudadanía se lo permita. La corrupción lleva a esa falta de espíritu crítico- bajo el amparo del refrán que no hay que morder la mano que nos da de comer. Pero además de la corrupción las instancias judiciales, con sus discutibles fallos, son los faros que alientan la impunidad, entonces sin esa cortapisa tenemos que la cuestión ha hecho metástasis – como es el caso de Alan García en Perú (que se jacta que no le van a pillar) o el juzgamiento huero a una Infanta y al yerno del Rey emérito aquí en esta parte de la península. O que el poder político mangonee las instancias judiciales – como se hace en España y Perú. Así estamos liquidando el futuro a varias generaciones en el país. Estamos dilapidando todo las reservas morales de un Estado, de un país. Es muy triste caminar en el filo del abismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s