Símbolos y talantes

Publicado: enero 8, 2019 en Uncategorized

Luego de mis estancias en Chiclayo, Pisco y Lima aterricé en Isla Grande para estudiar la secundaria. A pesar de mi recorrido en diferentes ecosistemas y climas en la costa de Perú, me costó muchísimo adaptarme al de la floresta. Confieso que en muchos temas llegaba con cierta inocencia, en el marjal estaban muy aventajados. Pero persistía en mi aclimatación. Viene a mi recuerdo esos años porque aquí en esta parte de la meseta está en discusión sobre los usos de los símbolos franquistas en la palestra política. Más aún cuando un partido de derecha extrema y con déficits de valores de convivencia ha irrumpido en la escena política. Aquí para muchos esos símbolos representan al paso de una sangrienta dictadura como la franquista aunque hay siempre acólitos que digan que el paso del dictador fue necesario y que debería haber estado muchos años más ¿?, más cuando está en el candelero la situación de Cataluña – conflicto donde las partes son sordas. En el colegio en una clase de historia con H mayúscula estudiábamos las revoluciones, dictaduras y el proceso de descolonización en el mundo. A mí me tocó, por esas coincidencias de la vida, la dictadura de Franco. Puse codos y me empapé de lo sucedido con España para exponerlo en clase. El profesor que era un cura muy risueño y juguetón, cuestionó mi exposición, primeramente diciendo que lo de Franco no fue una dictadura. Me quedé helado y preguntándome ¿Qué dice el cura? Le respondí que no era cierto porque en los libros de historia consultados referían que lo que se vivía en España era una dictadura – era antes de la Constitución española de 1978. Se puso rojo como un rocoto y me dijo que no, frenando su ira, que esas fuentes no decían la verdad. Aunque sí llamaba a Cuba una dictadura. Su observación repercutió en la calificación y me quedé callado pero con un mal sabor de boca. Luego entendí su afinidad hacia Franco. Mucho de la simbología de esos años en el colegio obedecían a referentes franquistas, el inspirador era él. Hasta el aguilucho y el yugo que aparecía, por ejemplo, en las insignias y camisetas fueron tomados como normales. Presumo que el cura aprovechaba la ignorancia de mucha gente. Luego estos símbolos a los pocos años fueron cambiando y arrinconados, felizmente. Me parece que cambió con la llegada de curas de otro talante, felizmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s