https://www.eldiario.es/desalambre/Angela-Davis_0_828367549.html

Anuncios

https://brooklynbrainery.com/courses/mary-lou-williams-the-first-lady-of-jazz

http://redfilosofia.es/blog/2018/12/09/maite-larrauri-la-filosofia-ensena-a-vivir-bien-y-quizas-a-morir-bien/

Jazz y series policiales

Publicado: diciembre 20, 2018 en Uncategorized

F es fanática de las series policiales y suelo seguirla. Hemos disfrutado de muchas de ellas en largas sesiones. Nos encamotamos y seguimos hasta el final. También me ayudan para despejarme y a descubrir nuevos relatos. Hace poco me recomendó a Raymond Chandler, libro que está en la mesita de noche entre los pendientes. F leía con mucha pasión la gruesa novela que lo terminó muy rápido, en pocos días. Así buscando series policiales por la tele nos hemos topado con Bosch que es un detective de Los Ángeles, casi siempre en el límite de la ley y de pocas palabras. No tiene dobleces. Los jefes no saben cómo ponerlo a raya porque va un poco a su bola. Ha sido excombatiente en las nuevas guerras y enemigos de Estados Unidos, sabe que es lidiar con el peligro y con la muerte. No tiene una obsesión sumisa a la jerarquía, en verdad, es un poco alérgico a los mandos. Cuando tiene que plantarle cara al jefe lo hace y lo dice, no lo esconde. Y se puede confiar en él. Tiene un pasado como todos los seres humanos, fue un niño criado en albergues para menores. Su madre que era prostituta fue asesinada y arrojada un anónimo cubo de basura. La policía de entonces hizo poco por resolver el caso que con el tiempo se ha convertido en una asignatura pendiente para él. No ceja en averiguar el caso. Es divorciado y tiene una hija que es el resorte emocional al frío y calculador detective de pocas palabras. El no muestra sus emociones, una de las pocas personas con quien se abre es con Madd, la hija. Las historias recrean el mundo de la delincuencia y de la corrupción política, tiene gramos de novela negra- es decir, de denuncia de la situación social. Lo que me hizo prendarme de la serie es el fondo musical, es jazz. Desde la presentación y a cada una de las escenas. Las viñetas de jazz es un gran aliado a un detective que guarda sus emociones. El jazz o el soul abren esas compuertas emocionales tan selladas por el protagonista. Si pueden escuchen: Caught A Ghost – Can’t Let Go la trompeta o el saxo de fondo les llegará hasta el alma.

La amarga vida de las hijas de Marx

Publicado: diciembre 19, 2018 en Uncategorized

https://elpais.com/elpais/2018/11/09/eps/1541778249_396721.html?id_externo_rsoc=FB_CM

La vuelta de Manel

Publicado: diciembre 18, 2018 en Uncategorized

Mi amigo Manel luego de varios lustros en Madrid ha vuelto a Valparaíso, Quilpué. Nos conocimos en su consulta de dentista, por la estación de Príncipe Pío, y desde aquel encuentro empezamos nuestras tertulias acompañadas de vinos y de la cena preparada por él, el sabor a pebre nunca lo olvidaré. Es muy generoso aunque lo estuviera pasando muy mal. Había comida hasta para la persona que pensara diametralmente opuesta a él. Era una generosidad para aprender en este exilio. En esas tertulias aprendí mucho de su vida y su indignación por la injusticia. En cierto modo compartíamos nuestro descontento por la manera de hacer política de los que deben hacerlo. Una de sus pasiones son el tango y la milonga, le encanta los tangos clásicos y me demostraba como bailaba con gran deleite. Soy patoso por eso miraba, con envidia sana, como él se movía con cierta plasticidad a lo largo y ancho del suelo. Su rostro se llenaba de felicidad. Es más, antes de volver a Chile, él fue a bailar con sus amigos del tango, tengo un testimonio gráfico como prueba. Su otra pasión eran los vinos, es más se metió a un curso de vinos y catas para degustar mejor a este licor, un sibarita. Entre sus virtudes también está su irredenta posición por la vida honesta y la sencillez. Su actitud me recordaba al filósofo Baruch Spinoza, callado, meditando y dedicándose a su oficio con mucha entrega. Spinoza pulía cristales y moraba en una austera habitación escribiendo sus opúsculos filosóficos. Mi amigo Manel huía de los pleitos y demás líos. Es más, Manel cumplía escrupulosamente la ley. Se afligía sí hubiera previsto una infracción por alguna conducta fuera de esta. El quiere estar en paz consigo mismo y con los demás, que no lo molesten. Cuando podíamos también íbamos a jugar al tenis. Eran momentos de sano ocio y luego a platicar de lo que estamos pasando. Se fue Manel para Chile, hemos quedado en encontrarnos y juntar las coordenadas geográficas. Sus preocupaciones era la vuelta ¿Cómo encontrará a su país de origen?, ¿se adaptará, otra vez, con facilidad? Se fue Manel llevando de equipaje una solo maleta y con la discreción de siempre.

Poemas Raquel Lanseros

Publicado: diciembre 17, 2018 en Uncategorized

https://letralia.com/letras/poesialetralia/2017/12/04/poemas-110/