Archivos para marzo, 2013

Tronera

Publicado: marzo 31, 2013 en Uncategorized

El tránsito del invierno a la primavera es un proceso lento, lleno de matices que hasta el cielo se pinta de colores. En los paseos a pie me encanta ver las copas de los árboles en plena desnudez y muda – los brazos nervudos que son las ramas se agitan en este cambio de pelaje. Lluvias, sol, cielo encapotado, un poco de frío [este año ha llovido mucho y se agradece, limpia el cielo de Madrid]. Desde la ventanilla observo un árbol de olivo y todo alrededor verde. La lluvia remueve todo como en la floresta.

Anuncios

Papeles de invierno

Publicado: marzo 31, 2013 en Uncategorized

DSCN3543

De casa a unos minutos a pie está la multicultural plaza de Lavapiés. Allí en pocos metros cuadrados puedes escuchar muchos idiomas del mundo -hasta de los Otavalo, indígena comerciantes de Ecuador. Un idioma africano, chino, árabe, pakistaní, inglés, francés, italiano, alemán, rumano, búlgaro entre otros que olvido [en Madrid coexisten personas de más de 183 nacionalidades]. También, en esta maraña, y es una riqueza, el español peninsular [a muchos nativos les cae como tiro] es aliñado con diferentes dejes como el colombiano, ecuatoriano, peruano, boliviano, dominicano, cubano, argentino y de casi todo el continente americano. Es una pequeña babel. Se reúnen en diferentes grupos alrededor de la plaza y también cerca de la estación del metro hay grupos de activistas sociales o altermundistas, aquellos que creen que otro mundo es posible [va en sentido contrario de antisistema que tiene una fuerte carga peyorativa]. Para mí son aguas de albufera. Aquí se mezclan diferentes lenguas y percepciones del mundo. Es de un crisol impresionante. Así en este batiburrillo cultural me tope con una afiche donde se anunciaba algo así como conferencias sobre la Desobediencia civil, Hennry David Thoreau, filósofo norteamericano quien fue uno de los primeros en pergeñarlo y firme activista de la deep ecology, de vivir en plena naturaleza, credo que los ambientalistas peruanos de saco de corbata desdeñan [para cojudos los bomberos, señalan], ellos andan felices en su BMW. Mierda, dije casi con asombro al leer el cartel. Entre los ponentes de ese evento hay dos que me llamaron la atención, no por sus ponencias sino en la forma como se representaban. Uno se representaba bajo el rótulo de Activista anticapitalista, confieso que me despistó ¿Habrá vociferando en las calles activistas capitalistas [salvo que sea Hernando de Soto y sus esbirros]? Porqué no ponerse simplemente activista, el otro adjetivo sobraba a mi modo de ver. Seguidamente había una chica bajo el rótulo de ecofeminista, ufff rezongué, son el paté de los tiempos posmodernos. Que se grafica por el exceso de singularidad. De ser genuinos. Únicos. Ah, el invierno.

Rendijas [10]

Publicado: marzo 27, 2013 en Uncategorized

Me he topado con él tres veces y en diferentes caminos. En Saarbrüken, en Alemania fortuitamente. En una exposición de su obra, gocé con él como un niño con zapatos nuevos. Luego en Túnez y él había quedado asombrado por la luz del lugar. Y ahora en Madrid hay una exposición “Paul Klee. Maestro de la Bauhaus”, ¿será por algo?

Rematadamente idiota

Publicado: marzo 27, 2013 en Uncategorized

DSCN3877

Decían que escribir gratis es de idiotas, el escritor Javier Cercas, y según su propio testimonio, en sus inicios de escritor formó parte de este amplio club de plumíferos. Bueno, seré rematadamente idiota porqué por lo general escribo gratis, sin compensación económica ni remuneración. Es por amor o deporte que de otro lado, admito que gratis no se hace ni el oficio más antiguo del mundo pero sí los [y las] que escriben en este revuelto patio de aguas. Hay que tener una fuerte vocación por la escritura o ser rematadamente idiota. En la floresta salvo contadas ocasiones recibes dinero por escribir. Ha sido una inveterada mala práctica que admite, como no, complicidades entre editores y escritores. No se firma contrato alguno o que haya un acuerdo que señala un porcentaje por cada libro que se vende, no, no, esas son palabras mayores; es que la balanza se inclina por quien imprime el libro y no por el quien lo escribe. Una de las conclusiones de este oficio es que no podemos vivir de escribir que sería la situación ideal y óptima. En este oficio de la escritura para la publicación, paradójicamente, se fía uno de la palabra del otro. Que cruel. Más bien de los testimonios y opiniones, los escritores [ras] son quienes cumplen su palabra y el editor o impresor es quien se hace el loco en este negocio e incumple su palabra. Eso nos lleva a otra conclusión casi obvia que escribir no es valorado como un trabajo profesional sino un pasatiempo, un hobby de vagos como alguna vez me señalaron, que escribimos por ser aburridos. Que sentarse frente a la máquina de escribir o al ordenador es lo más sencillo del mundo mundial. Piensan que reposando tus posaderas en la silla y hala, salen solas las palabras. Así andamos en este oficio sin estímulos y compensaciones pero eso no nos hace perder el rumbo. El norte. Seguimos así atados a la silla escribiendo. Sin bajar la guardia ni los brazos.

Rendijas [9]

Publicado: marzo 26, 2013 en Uncategorized

Los tiempos de aguaceros y cambios repentinos de clima han torcido las agujas de la brújula. Es un viaje a ninguna parte. Tienes la sensación que caminas sobre humeantes cimientos destruidos y donde se tiene que levantar de nuevo todo: techos, paredes, se necesitan otros arquitectos que troquelen la casa, el trabajo. No es un camino fácil. Cada vez se balbuceamos más. El gran relato se tuerce por incomprensivo.

Música de fachada

Publicado: marzo 25, 2013 en Uncategorized

DSCN1896

Con cierta inocencia para el día de Año Nuevo a pesar del cuerpo desmarrido me despertaba con fuerzas para encender el televisor y escuchar el Concierto de Año Nuevo que ofrece la Orquesta Filarmónica de Viena [OFV], cada año congrega alrededor de 50 millones de telespectadores. Pero ese candor para iniciar el año se fue al traste al enterarme que la bendita OFV escondía un tenebroso pasado nazi. Empezando por el concierto de primero de año que fue instituido en 1939 que tenía como fondo de armario la propaganda de la raza superior. Que chasco. Es que las tradiciones se reinventan como señalaba Eric Hobsbawn y por eso, tomo nota, hay que escamotearlas antes. En esta misma singladura los dirigentes y músicos de la orquesta, muchos de ellos, militaban en el partido nazi y algunos eran agentes de la SS. Se suspira y se dice hay material suficiente para una novela de intrigas. Es un interesante el concepto acuñado por Hannah Arendt, “la banalidad del mal” [esa extraña proximidad entre el hombre criminal y el hombre normal, según Reyes Mate], el tipo era un músico y a la vez espía que delataba a personas que luego morían; entonaba a Strauss y luego mandaba asesinar a judíos y caminaba como si nada hubiera pasado. Detrás de esa bonita fachada se escondía un pasado sombrío como el apoyar a personas que cometieron uno de los actos más abominables del siglo XX, después de lo que pasó en Auschwitz obligó a la filosofía a pensar de otra manera, las emociones no son las mismas. Adiós espectador ingenuo, hay que despertar. Lo curioso es que a pesar de este pasado opaco la OFV sigue en sus trece. Por ejemplo, entre sus filas cuenta con apenas seis mujeres, se niegan a admitir obstinadamente a músicos asiáticos y afrocaribeñas. Hay una propuesta que antes del concierto de año nuevo se rinda un minuto de silencio en honor a las víctimas, ojala prospere.

Rendijas [8]

Publicado: marzo 23, 2013 en Uncategorized

El acto de escribir es uno de los más indescriptibles de vivir. Empiezas con una idea pero mientras vas desarrollándola surgen otras que calzan o se ajustan mejor a la idea original. Tomas un dato de la realidad y este se adultera en la comarca de la ficción. Es simplemente asombroso.