Archivos para septiembre, 2016

klitosoviet_ediima20160927_0696_19
El grupo Klitosoviet

http://www.eldiario.es/cultura/feminismo/rap-feminista-necesario-feminismo_0_563444356.html

mia

Mia Couto: “A diferencia de Sudáfrica, Mozambique eligió olvidar”

El golpe parlamentario-judicial producido en Brasil tendrá repercusiones en la vida social y política del país difíciles de prever, a pesar de que, según la versión oficial y la de Estados Unidos, todo se ha desarrollado dentro de la normalidad democrática. Aunque también son de prever repercusiones internacionales, no solo porque Brasil es la séptima economía mundial y ha asumido en los últimos años una política internacional relativamente autónoma, tanto en el plano regional como en el mundial, a través de la participación en la construcción del bloque de los BRICS, sino también porque el modelo de desarrollo adoptado en los últimos trece años parecía indicar que son posibles alternativas parciales al neoliberalismo puro y duro, siempre que no se toque su vanguardia avanzada, el capital financiero global (es cierto que los BRICS pretendían tocarlo con el tiempo –banco de desarrollo, transacciones con divisas propias–, por lo que se volvió urgente neutralizarlos).

http://blogs.publico.es/espejos-extranos/2016/09/29/los-paises-no-se-demoran-en-las-encrucijadas-1a-parte/

En tierra de candangos, Brasilia (2)

Publicado: septiembre 29, 2016 en Uncategorized

foto-cronica-562

Caminar bajo el sol de Brasilia es todo un acto heroico. Y también de rebeldía contra los coches. Pienso que a pesar de las buenas intenciones de quienes la concibieron es una ciudad que gasta, por no decir, derrocha energía a raudales – ahora se entiende mejor las construcciones de represas en territorio peruano con capital brasileño (hay brasileños muy críticos con esta expansión brasileña a los territorios de países de frontera, muchos de esos proyectos no respetan a las poblaciones locales y el medioambiente). Es un país gigante que necesita energías como un hambriento. Una buena muestra de esa dilapidación de la energía es el automóvil, es un bien muy preciado sino lo tienes muy crudo para movilizarte – todavía son muy tímidas la ciclovías y los ciclistas. La población se lamenta del transporte público que es moroso y muy malo. El metro es sólo para una parte de la ciudad y el transporte por autobús es toda una agonía y muy demorado. Supongo que para los políticos y políticas es una asignatura muy pendiente y ojalá lo tomen en cuenta. Esta situación debería enmendarse sobre todo en una gran ciudad como esta. En este sentido, hay un clamor popular para que el transporte público sea más eficiente. Bajo este epítome señalar que en el contexto político los ánimos andan muy caldeados, algunos señalan que el país está partido en dos. Los que están a favor del golpe blando y los que no. Es un malestar mundial ¿Qué podemos hacer?, ¿conformarnos?, ¿indignarnos? Casi todos refunfuñan de la clase política y sus mamandurrias para favorecerse ellos mismos. Pero volvamos a la ciudad. Es una urbe muy joven comparadas con otras de este país gigante como es el caso de Río de Janeiro o San Paulo (o San Pablo como lo señalan los argentinos y uruguayos) – pienso que la inmensidad de este país es una sería limitación para una aproximación de ver todo lo que ocurre en esta nación compleja. Cavilo estas y otras cosas mientras observo al edificio del Parlamento, el Planalto, la Corte Federal de Justicia (Supremo Tribunal Federal), las esculturas de los candangos. El calor es agobiante que tengo que comprar un botellín de agua a una mujer, con gafas para sol, que ofrece de manera ambulante, me moría de sed. Me sonríe con amabilidad y me dice bom día. Cerca de la ciudad para enfriarla han construido un lago artificial que es el Lago de Paranoá. Según los habitantes atempera un poco la ciudad sino sería mucho más caliente aunque todos coinciden que es un septiembre raro, de mucho calor. Salud, mientras miro el Parlamento y en un pequeño muro dice un grafiti: Fora Temer

castresana
El jurista Carlos Castresana en una imagen de archivo. CASA DE AMÉRICA.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/09/28/carlos_castresana_quot_transparencia_una_las_asignaturas_pendientes_democracia_espanola_quot_55384_1012.html

El Roto

Publicado: septiembre 28, 2016 en Uncategorized

roto
http://elpais.com/elpais/2016/09/26/opinion/1474899188_283385.html

¿De qué va tu programa?

Publicado: septiembre 28, 2016 en Uncategorized

va-programa_edicrt20160927_0001_3
http://www.eldiario.es/opinion/va-programa_10_563543641.html

En tierra de candangos, Brasilia

Publicado: septiembre 27, 2016 en Uncategorized

foto-cronica-561

La sensación al bajar del avión en el Aeropuerto JK, Juselino Kubitschek, es que estás aterrizando a un lado ignoto del planeta tierra. Las mochilas y cartas de navegación que cargan los viajeros nos sitúan en una ciudad de dimensiones colosales en cuanto a la planificación urbana, y de hecho lo es. Como parte de ese morral del viajero tenemos que a la ciudad le llaman la Capital de la esperanza o también Ciudad utópica – que desde aire se parece a un avión o un pájaro, porque partía de un axioma igualitario pero fue un sueño que fue diluyéndose a lo largo de la construcción como lo pueden probar los alojamientos de candangos que construían la ciudad, vivían en una suerte de barracones y se han quedado allí, mostrando una gran metáfora de las luces y sombras de esta gran urbe. Ante una gran obra de arquitectura o de ingeniera, por lo general, se tiende a esconder esos héroes anónimos que hacen posibles esas obras y es necesario hacerlo ostensibles, no ocultarlos. Todas esas historias y voces no ostensibles me caen como un alud emocional mientras dejamos atrás el aeropuerto. El taxi nos lleva por una avenida inconmensurablemente larga, larguísima que casi perdemos el aliento. La sensación que me inunda es que como si estuviera en la sabana africana como Lusaka, Kigali, los árboles y la tierra de un color ocre intenso se parecen. Las medidas de la ciudad son descomunales. Es más, cuando le damos la dirección al taxista él pata tuvo que consultar el sector en el Google map para llegar con cierta precisión, Asa Sul. Añadir que el calor también nos pasaba factura. La sensación térmica era abrasadora. Hay autovías y carreteras que te cruzan en el camino y solo atinas a mirar con cierto asombro. A pesar ya casi de estar en la estación de lluvia esta no hacía su aparición y por esos días habían decretado cierto racionamiento de agua – llevaba cien días sin llover. Muy cerca del hotel hay un centro comercial y pocos caminantes, casi todos usan el coche/carro para transportarse. Esta situación me parece muy extraña. Sin embargo, el transporte público dicen los nativos de Brasilia que no es bueno, es insuficiente. El caminante es un avis raris en esta parte de la sabana. Es cielo abierto, estamos de Brasilia.

El arte de colgar un cuadro

Publicado: septiembre 27, 2016 en Uncategorized

1474913788_907942_1474914926_noticia_normal_recorte1
El arquitecto Álvaro Siza, en su estudio con los planos de la exposición. ANA BRIGIDA

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/09/26/actualidad/1474913788_907942.html