Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

Pesadillas en bucle

Publicado: noviembre 20, 2018 en Uncategorized

Hace varios lustros en Perú, un asesor de inteligencia del presidente de la República en los chanchullos que intervenía también filmaba entregando dinero a sus cómplices, que eran ávidos corruptos, sus rostros llevaban ese sello. Se pudo ver a mucha de la clase política de entonces con pelos y señales. Fue una derrota moral para muchos peruanos y peruanas. Salían con bolsas y maletines donde guardaban el dinero, muchos lisonjeaban al siniestro asesor. Esos mismos vídeos que él filmaba y que los usaba para chantajear también, cosas de la vida, obró contra él. Significó el derrumbe del régimen que él asesoraba en el cual tenía un pasmoso poder político y real. Se confundía con el presidente al vestirse como él, parecían hermanos gemelos. Pareciera ser un relato real maravilloso pero hay testimonios de diarios y revistas que daban cuenta de ello. Uno pudiera pensar que eso no podía ocurrir en esos países allende a los mares. Resulta que en estas tierras del poeta Miguel Hernández un personaje que ejercía de comisario ha ido grabando a propios y extraños de sus arreglos para espiar a sus adversarios políticos de quienes le encargaban esos trabajillos sucios como en los tiempos más oscuros que se vivió en Europa. En esa lista de grabaciones aparecen políticos, jueces, asesores y fiscales. Han abierto una página web donde se pueden escuchar estas grabaciones, muchas de ellas de hace años, cada grabación nueva publicidad tiene a la clase política en vilo. Seguro que ha quitado el sueño a muchos. Cada día aparece una nueva grabación donde está implicado un político sea de cualquier color político. Desde las cloacas del Estado, como han llamado algunos, emergen las situaciones más nauseabundas de la vida democrática. A mí como peruano y latinoamericano, muy curtido en estas situaciones, me parece todo esto como un mal sueño repetido y que se viene en bucle. Como si esa siniestra película de los vicios públicos se vuelve a exhibir.

Anuncios

https://elpais.com/elpais/2014/07/01/opinion/1404210763_817107.html

¿Hemos cambiado tanto?

Publicado: noviembre 18, 2018 en Uncategorized

Mientras arrecia el viento frío de los coletazos de las ciclogénesis husmeaba, con una taza de roibos de mañana, artículos de en una investigación que hago por mi cuenta y creo que estoy llegando al final del túnel. Luego de idas y vueltas de repensar el tema, me topé circunstancialmente con un artículo de Alfredo Rosenzweig sobre el período cauchero que lleva por título “Judíos en la Amazonía peruana 1870- 1949”, es un artículo que nos da una visión de la que era entonces Iquitos en el período del caucho y después. Presumo que el desplome poscauchero habrá sido desolador como fue la recesión de los noventa cuando gobernaba Fujimori, no sé sinceramente cual era peor. Hubiera que hacer una comparativa, seguro que nos ayudaría mucho en fijar el norte del desarrollo. Los judíos, mayoritariamente sefarditas, que estaban en la ciudad, ante el desplome cauchero, poco a poco se retiraron a Brasil o a Europa, cuenta que muchos de estos judíos fijaron residencia de Lisboa. Es decir, Lisboa también respira un poco de aire amazónico y al revés. Los judíos que se quedaron y quedan se llaman entre ellos “paisanos”, según la referencia del viajero Rosenzweig, añadía también que cuando paseaba por la ciudad gran parte del comercio y en los anuncios rezumaba a apellidos judíos como Israel, Abensur, Toledano, Cohen entre otros. Es más, muchos de los apellidos también tenían el mismo origen tingitano. Cuenta que se entrevistó con un descendiente de judíos que vivía por el Ucayali y que tenía alrededor de treinta hijos (eso de la paternidad responsable era un concepto muy laxo para él), claro, en diferentes mujeres. Es un artículo muy jugoso. Pero quería detenerme en el paisaje urbano, él enfatizaba que los nombres de los comercios sabían a un pedazo de Tánger. Es interesante comparar lo que este viajero vio y como está la ciudad en el día de hoy. Seguramente, el cambio es total. En el comercio son otros los referentes, seguramente, grupos empresariales de la costa y, mucha, presencia andina ¿hemos cambiado tanto?

¿Adónde llegaremos?

Publicado: noviembre 15, 2018 en Uncategorized

Estoy sentado en el autobús o en el cine, en un estadio o donde sea que haya público. Casi siempre me asalta la pregunta si no estaré sentado junto a una persona que tiene una idea completamente utilitarista de la vida, o la de un egoísmo puro y duro de cara a los demás, o sea políticamente contrario a mi manera de pensar, o de un crédulo de las ideas de la derecha política como Trump o Bolsonaro (uno es la imitación del otro que cosecha el desencanto de la gente de la manera de hacer política de sus líderes), o de Keiko Fujimori o de Aldo Mariátegui (este pobre hombre no puede ver a una persona de izquierdas, se pone malo), Álvaro Uribe o el presidente de Filipinas que tiene mucho o que se identifica con los valores o del discurso de la gente que he nombrado o sea un devoto de dictaduras comunistas como en antaño ¿Qué nos frena, socialmente, para no entrar en una lucha cuerpo a cuerpo?, ¿acaso será la mutua convivencia?, ¿por qué no nos despellejarnos?, ¿será el instinto de preservación? Por más que no tengamos las mismas ideas hacemos el esfuerzo en convivir respetándonos mutuamente, parece un pacto social (o contrato) implícito que va más allá del derecho personal. Claro, siempre hay excepciones. No faltará una persona poco cuerda y con miles de cosas en la cabeza que coja un arma y mate a varias personas. Este hecho muy frecuente en los Estados Unidos de América que es facilitada por la tenencia libre de armas que lo tienen por derecho constitucional. Pertenecemos a una sociedad diversa, diferente, con capas de diversas manifestaciones sociales y culturales. Podemos tener diferentes posiciones por la vida como la de despenalización del aborto o de penalizarlo. O a cerca de la muerte, aquellos que pensamos en una muerte digna y aquellos que no. O del matrimonio, aquellos que son más felices conviviendo y no bajo las cláusulas del Código Civil que le quitan el encanto, eso dicen sus defensores. O el de la procreación de los hijos de manera natural o por fertilización in vitro o por vientre de alquiler que es una las muchas maneras de concebir que actualmente está en un acalorado debate. Pero presiento que toda esa diversidad y freno se nos está yendo por la borda. Cuando el discurso que gana en el ágora lo que promueve es levantar los frenos sociales y volver a tiempos oscuros ¿Adónde llegaremos?

https://m.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12710022

Playas y turistas

Publicado: noviembre 13, 2018 en Uncategorized

Leía en un diario que en Tailandia tuvieron que cerrar una playa por el exceso de turistas para visitarla ¿se pueden imaginar? Recibía alrededor de 6,000 turistas al día y las autoridades tailandesas tuvieron que frenar esa riada o huayco de turistas que tenían un solo objetivo: de palpar la playa y hacerse fotos para colgarlas en las redes sociales para decir que estuvo allí. La falta de personalidad es absoluta. El runrún y la información era que en esa spiaggia había filmado Leonardo di Caprio ¿? Son estos tiempos desnortados donde la masa impone la agenda, los gustos cerriles y que se cuestiona poco ¿Qué nos está pasando? Escucharon o leyeron la noticia y todos a una. Hala. La muchedumbre se dirigió a la playa donde se filmó una película de las miles ¿tiene algo de trascendente? Estamos acaso ante ese turismo también líquido de estos tiempos que visita sitios que se esfumaran y dejaran de ser noticia. No se celebró allí algo muy importante o de trascendencia colectiva sino que un famoso actor había filmado allí ¿eso es suficiente mérito? Muchas ciudades como Nueva York, Toronto, Paris, Roma, Milán, Londres, Quebec, Madrid entre miles, son filmadas a diario y la cámara pasa y repasa por sitios emblemáticos, y no veo esa avalancha de turistas de la novelería que vayan a visitarla masivamente. Al menos no en el número que decía la noticia hasta poner en peligro el hábitat natural o urbano de ese lugar. En estos tiempos ya no tenemos los viajeros de antes, que eran pocos (también por razones económicas, los que viajaban eran los pudientes económicamente) que gozaban de los sitios con otra filosofía, no de la novelería. Así que las viajeras de ese talante de antaño hay pocos, poquísimos. Los turistas, en cantidad, somos todos, al menos alguna vez en nuestra vida. Estos bípedos fagocitan con sus máquinas fotográficas todo lo que se mueve en los lugares, deberían aguzar el sentido común y no acudir a sitios banales solo para decir he estado allí. Es novelería plena. No tiene ningún sentido. Seguro que hay otros espacios recónditos en Tailandia para disfrutar, pero no en ese alud de turistas ¿es atrevido pedir la vuelta del sentido común?

Fantasmas de Tánger

Publicado: noviembre 12, 2018 en Uncategorized

https://www.lanacion.com.ar/214029-fantasmas-de-tanger