Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

La idea de considerar a la Naturaleza como un sujeto revestido de derechos ha dejado de ser una rareza. Se cumplen en 2018 diez años del primer paso en esa dirección, que ocurrió con el reconocimiento constitucional otorgado en Ecuador. Allí se utilizó una fórmula novedosa no sólo por entenderla como un sujeto, sino por ser intercultural, asociando las ideas de Naturaleza con la de Pachamama.

https://www.servindi.org/actualidad/01/08/2018/el-espiritu-de-reconocerle-derechos-la-naturaleza

Anuncios

Chupinazo

Publicado: septiembre 23, 2018 en Uncategorized

Sonó el chupinazo. Ha vuelto la competición de fútbol en Europa. Aquí en el sur se la toma como el remedio para todos los males. Aquí se renace. Se revisan los entuertos. Es la gran fiesta para no mirar lo que pasa por casa. Da un poco de risa ver y escuchar a los comentarios y comentaristas deportivos que cada día enfundan la bufanda al cuello y berrean como vulgares forofos. Es la prensa espectáculo y llena de talibanes vociferando naderías. La que busca atizar al equipo que no sea de su elección. Son los turiferarios de un jugador: al que hay que alimentarle el ego con grandilocuentes loas como el pienso al ganado. Es el mejor jugador del mundo, si mete un gol este es un gol de ensueño entre otras memeces – es la misma prensa que repite los mismos titulares, por ejemplo, en Perú, pueden ver el diario La República que en fútbol se lleva las palmas por dejarse ver el plumero desde muy lejos. No quitan ni la coma de la noticia, la calcan. Hay un sector de la prensa en la península que menospreciaba a esta competición, seguro porque su equipo favorito estaba eliminado. Cada día lanzaba denuestos o simplemente se los inventaban. La orden era cargar las tintas contra ella. Pero pasado el estío ha habido una transformación descomunal. Hoy esa misma prensa que antes desdeñaba a la competición europea, hoy la alaban. Creen que su equipo puede ganar y que aspira a todo. Han hecho una inversión muy grande en jugadores en desmedro de sus equipos inferiores, no importa que vaya contra los principios, cambio a estos, a los principios. De un día para otro esos inmaculados principios se permutan, las líneas rojas se retrasan o se avanza según el caso. Sí la pared era blanca, hoy es negra o de cualquier otro color que se le ocurra a los capi. En ese sentido, este deporte ha perdido brillo, fuelle, sabor. Para el colmo de males, los periodistas comentan como grandes hazañas los goles de los jugadores en los entrenos ¿? Sí fuera así seríamos campeones de todas las galaxias. El periodismo deportivo cada día se empobrece. Ha vuelto la competición y cada día hay menos juego y mucho dinero sobre la cancha de fútbol.

Pesadillas

Publicado: septiembre 20, 2018 en Uncategorized

Parece una pesadilla que no podemos despertarnos. No salimos de ese bucle sin sentido. La era Trump parece que ha dado paso a un perfil de ser humano que pensábamos que estaba superado. Pero no. Es un viaje en el tiempo con chalados de un lado a otro del orbe que han irrumpido en la palestra global. Lo que hace el bravucón de la Casa Blanca tiene sus émulos en Europa ¿un caso de complejo de inferioridad europeo? El caso más reciente es un líder político italiano que ha declarado la guerra a personas indefensas y vulnerables que huyen de sus tierras por las guerras o los desastres naturales. Pero nada. No hemos aprendido. El político italiano ejerce de Ministro del Interior y se despacha sin freno con tufo racista y xenófobo a las pateras que viene de África principalmente. Es parte de ese colonialismo italiano de ver el mundo, muy triste – hay sectores de la ciudadanía en Italia que reprochan esta deriva muy peligrosa de algunos miembros del actual gobierno. Lo peor, al menos de la información que salen en los medios de comunicación, apenas hay una respuesta desde la sociedad civil o en todo caso es muy tibia que apenas se escucha. Ni que decir de la sociedad civil europea que cada vez se parece un fantasma o un zombi de anda dando tumbos. Ambas están impasibles y siendo cómplices de estos despropósitos contra la condición humana. Es muy lamentable el papel del Partido de las Cinco Estrellas, simplemente, decepcionante en situaciones como esta, se ha convertido en un cómplice para disfrutar el poder. Haciendo un poco de memoria hasta hace poco los italianos e italianas huían a tierras americanas y a otras partes del mundo por la situación que se vivía en su país. Memoria corta, hoy es olvido. Pero, lo de Trump es de psiquiátrico como el caso del político italiano o de la política italiana en general. Una fotografía develaba la despropósito de este gobernante de la Casa Blanca que está muy claro que no cree en los derechos humanos con su huída de los organismos internacionales de protección de estos derechos. La fotografía mostraba a un niño con el rostro de incertidumbre en una jaula de hierro separado de sus padres por orden de este presidente. Pensar que los derechos humanos fueron troquelados para frenar el abuso de los poderosos y está quedando en papel mojado o en algo peor. Esa prédica de la derecha sobre los derechos humanos que no sirven para nada ha dado frutos en personas como el presidente de Estados Unidos de América y del Ministro del Interior italiano, ambos de apellidos para no pronunciar y olvidar.

La periodista lanzó su libro “Santos”, con detalles inéditos de la negociación de paz desde la pérdida del plebiscito hasta la entrega del Nobel de Paz.

https://www.elespectador.com/noticias/politica/el-pais-al-que-quiere-volver-uribe-ya-no-existe-maria-jimena-duzan-articulo-809606

Cada vez retrocedemos

Publicado: septiembre 18, 2018 en Uncategorized

Desde hace unas semanas la prensa en esta parte de la península ibérica ha estado hablando mucho sobre el tema de una feligresa que huyó de su casa y cayó en el redil de un supuesto capo de una secta. Casi siempre la noticia abordada con brillos de amarillismo que vende mucho. La prensa escrita, virtual y televisiva puestos con el tema. Casi todos en la línea que la muchacha fue seducida para entrar en la cofradía de un Mefistófeles andino, para más señas, un peruano de rompe y raja. La llevó a un lugar inhóspito de la ceja de selva (con la carga simbólica de civilización vs. barbarie de por medio). Por lo leído la muchacha tenía una sufrida relación con sus padres, y con el tío que más se llevaba murió, siendo la muerte de este familiar quien la sumergió en una profunda depresión. La joven por estos días está bajo tratamiento y apoyo psicológico para “desprogramarla” del hechizo del mandamás peruano de la secta. Bajo este contexto, Vargas Llosa concluyó y abogaba, en su columna quincenal, que finalmente quien debe tomar la decisión de estar o no en tratamiento sea la propia muchacha. Ella debe estar donde es feliz. El diario donde lo publica el Nobel peruano lo colgó en FB donde los comentarios era de asombro en ese lugar de “pozo de la escoria humana” como alguien lo llamó. El resultado era que había insultos contra la opinión de Vargas Llosa que no venían a cuento sobre su comentario del suceso de la chica de Elche. La gran posibilidad que nos dan las redes sociales para la discusión, percibo, que la estamos infrautilizando para mal: se llenan de insultos, no hay de por medio razones. En esta misma línea de las sinrazones está la opinión del tenista Rafa Nadal sobre el adelanto de las elecciones ante el triunfo de la moción de censura contra el gobierno conservador y le llovió invectivas sin sentido y mal intencionadas. La opinión de Nadal es respetable. Podemos discrepar de él como de hecho discrepo porque la moción de censura y asunción del nuevo presidente son parte de las reglas del juego del parlamentarismo español. Pero llegar al insulto por no pensar como uno piensa y que, los insultos, circulen libremente, con cierta impunidad, en las redes sociales son un contrasentido a la buena discusión. Estamos retrocediendo.

SI NO LE tienes respeto al siglo XII, no le tienes respeto a nada.

—Es que yo no sabía que era del siglo XII.

He dicho el siglo XII por decir, idiota. Todos los siglos, desde que se inventaron los años, merecen una consideración, también los decenios y los lustros y hasta los segundos que constituyen las entrañas del minuto. Pero te voy a decir más, cabeza de chorlito: un hombre prehistórico que hubiera viajado en el tiempo hasta nuestros días no habría sido capaz de perpetrar un crimen de esta naturaleza contra uno de los mármoles del Pórtico de la Gloria. Un hombre (o una mujer, ah, el genérico excluyente) de Altamira habría percibido la espiritualidad de fondo que late en el fantasmagórico conjunto escultórico de la catedral de Santiago y habría permanecido absorto en su contemplación, aunque le hubiéramos puesto un rotulador entre los dedos.

https://elpais.com/elpais/2018/08/28/eps/1535474348_564437.html?id_externo_rsoc=FB_CM

Titubeos

Publicado: septiembre 16, 2018 en Uncategorized

Tiempos de perplejidad. Leía un ensayo de Alain Finkielkraut, el aguza la mirada sobre lo que está pasando en estos días. Llegue a él porque trabajó en un ensayo sobre “El judío imaginario” que todavía sigue pendiente en mis búsquedas pero le eché diente a su ensayo “La identidad desdichada”. Es un ensayista francés que camina en la frontera de lo políticamente correcto – eso que a los de derechas les gusta aplaudir por su presumible irreverencia. Me daba la sensación a lo largo de la lectura que estábamos ante un meteorólogo muy pesimista con lo que sucede alrededor y con el debate de la vida pública francesa. Laicismo. Republicanismo. El velo en las escuelas. Acusa a las feministas de “deserotizar” las relaciones emocionales ¿no cree el erotismo tiene mucha carga patriarcal? En su caleidoscopio esta persona del tiempo observaba solo las nubes negras, posibles chubascos, vientos racheados y mares de fondo. Creo que sucede con mucha gente que se aferra a ciertas tradiciones de pensamiento y no la quieren cambiar por nada en el mundo – como cuando los aficionados a los toros reciben los duros reproches de los animalistas y siguen tozudamente en sus trece. No se mueven y están tercamente en su sitio defendiendo lo indefendible como los nacionalistas de todo pelaje. Daba la impresión que el mundo de Finkielkraut que él ayudó a construir o lo que estaba construyendo se ha venido abajo, solo quedan astillas regadas por el suelo que son miradas con resignación. No es lo que él había pensado. El fenómeno de la inmigración ha trastocado todo ese mundo supuestamente firme. El derecho a la libertad de culto y de conciencia ha generado una eclosión en su mundo cuando cerca de su casa se erige una mezquita o las muchachas salen a la calle con su velo cubriendo sus cabellos y rostros, de vaqueros y con móvil en la mano. O el de la tienda de la esquino es un vecino marroquí, argelino, tunecino o chino. No lo digiere debidamente. Esa idea de la universalidad (a veces, es avasallamiento) que pregonaba y pregona el etnocentrismo europeo hace aguas en su propio territorio. A pesar de lo quejumbroso de sus notas hay que estar atento a Finkielkraut que canta el ocaso de su mundo.