Archivos para agosto, 2019

https://elpais.com/cultura/2019/08/13/television/1565692360_193481.html

¿Veraneantes solidarios?

Publicado: agosto 29, 2019 en Uncategorized

Antes se negociaban bulas para entrar al cielo. Por estos tiempos se vende la solidaridad veraniega a los países pobres ¿será un pasaporte seguro para entrar al ansiado cielo? Se publicó la noticia que se creó una ONG para satisfacer la demanda de solidaridad hacia el sur de parte de gente, de todas las edades, del norte económico. La ONG tenía una relación de países donde las personas podían elegir para pasar un verano solidario, y claro, también cobraban. El problema se produjo porque no se cumplía con lo que habían prometido ¿cuáles serían esas promesas relacionadas con la solidaridad? Hay otras ONG tienen el mismo propósito de llevar “cooperantes solidarios” pero, me parece, que no cobran como un negocio como la ONG de marras. En el FB por el estío se llenan de fotos de niños y niñas, hombres y mujeres de todas las edades mostrándose cuan solidarios son con los pobres del sur donde van a pasar unos días, y así su sentimiento de culpa es menor en el verano del norte. Hay muchas dignas de mención pero hay una que me llamó la atención por lo torpe y el solipsismo de estos viajeros del norte, sólo le importan ellos. Mostraban a una pareja que fue en bicicleta de un lugar a otro de la India para conocer una escuela infantil, que era uno de sus sueños que tenían desde hace un tiempo atrás. Estuvieron unas horas en la escuela y se regresaron con las energías renovadas (sic), así decía el texto ¿les preguntaron a las niñas y niños sí ellos quedaron con esas energías?, les importó un pimiento. Me quedé pasmado ¿es esto posible? Había testimonios gráficos donde se le veía a los párvulos con sonrisas forzadas y la couple enseñando la bicicleta para la foto y que sus amigos y conocidos le den un “me gusta” ¿qué nos enseña este tipo de solidaridad huera y sin sentido?, ¿es para satisfacer sentimientos de gente sola e insatisfecha del primer mundo?, ¿acaso las ONG y empresas no se deberían replantearse lo que están haciendo? Creo que hacen un poco favor al mundo en nombre de la solidaridad.

https://www.clarin.com/revista-enie/literatura/ricardo-piglia-elogio-lentitud_0_Cw7GJVQIv.html?utm_term=Autofeed&utm_medium=Social&utm_source=Facebook#Echobox=1564703298

“Disfruta sin renunciar a nada”

Publicado: agosto 27, 2019 en Uncategorized

Caminando estos días me topé con la frase de un anuncio publicitario que dice el título entrecomillado de esta crónica: Disfruta sin renunciar a nada. Es el signo de los tiempos, del exacerbado hedonismo, del supremo individualismo que se refuerza con el uso de las redes sociales que alimentan subiendo fotos al narciso que llevamos dentro. Allí pastan cual fieras salvajes del egocentrismo y se alimentan con un like. Mientras garbeaba por la estación de Príncipe Pío la frase o lema comercial me rondaba la cabeza ¿a qué me están invitando?, ¿al goce supremo?, ¿a nada puedo renunciar? Así con estos fragmentos vamos construyendo virtualmente a la persona que queremos, que muy en el fondo son personas solas ¿el lema mercantil nos quiere decir que todo puedo disfrutar?, ¿no hay límites?, o ¿soy yo el que traza y pone los límites de acuerdo con mi dinero? Sigo en mi paseo que es una selva de avisos comerciales de todo tipo: los de deportes ensalzan los cuerpos apolíneos y la vida saludable, los de perfumes que resaltan partes del cuerpo (bocas, senos, glúteos), por lo general, de las mujeres y de los hombres, y para hacerlo bacán, es interracial; anuncios de internet y líneas de teléfono, de los créditos sin comisiones de los bancos y resaltan que no tienen la letra pequeña. La publicidad de los seguros de salud y vida, nos ofertan un mañana de tranquilidad y de cierta sobriedad, sale un abuelo, hijo y nietos con una música de fondo casi celestial. Un muchacho con pinta de muy avispado se acerca y me ofrece una octavilla de descuentos en un centro comercial. Al lado de él, hay tres personas trajeadas que conversan entre sí y te ofrecen la palabra de Dios y te regalan algunas revistas. En la puerta del metro te dan octavillas de un chamán africano que te hace devolver el amor perdido. Es un mercado inmenso, todo se oferta para el disfrute sin renunciar a nada, claro, siempre y cuando tengas dinero sino del disfrute pasas al enfado, a la frustración. Luego de este peregrinaje de esta selva comercial dan ganas a renunciar a todo.

https://www.clarin.com/cultura/hablaron-borges-susan-sontag-feria-libro-buenos-aires_0_3dvRhoghf.html

Huella ecológica

Publicado: agosto 25, 2019 en Uncategorized

Se despierta muy temprano, el despertador suena a la hora programada y el timbre sonoro le hace despertar del sueño dando un brinco sobre la cama. Es un reloj manufacturado en un país lejano, Tailandia, que funciona a las mil maravillas, le acompaña a todas partes hasta cuando va de viaje. A pesar del aviso de la campanilla es remolón para despertarse de las frescas sábanas. En el estío, las sábanas compradas en las ofertas, hechas en Marruecos, les ha cogido cariño. Toma aire y fuerza y se encamina para la ducha. Ese camino le cuesta pero es un paso necesario de todos los días. Antes del baño matutino va a la cocina y pone el café colombiano en la cafetera que da un aroma fuerte y agradable que le hace espabilar risueñamente. Para el desayuno rápido antes de ir a trabajar se prepara un zumo de piña- lugar de origen: Guinea Ecuatorial luce en la etiqueta. Rápidamente come unas tostadas untadas con mermelada francesa y sale a trabajar. No usa energía eléctrica para el baño sino la energía que usa es de gas que ha venido de Perú. Sale de casa casi mordiendo la hora, sale antes que sea la hora punta para evitar los atascos, el tráfico es una agonía más allá de siete de la mañana. No toma el transporte público que lo tiene a unas calles de casa ¿para qué? Hay mucha gente y está a tope, se ha comprado una moto japonesa que ahorra mucho combustible y es híbrida. Así puede aparcar en el sitio más pequeño que encuentre. El precio de la gasolina que viene del norte de África está estable y reposta el tanque. Llega a la oficina y la chica que hace la limpieza está dando los últimos toques para dejarla reluciente, ella es de Paraguay, tiene una niña y trabaja limpiando oficinas de sol a sombra. Por el calor enciende el aire acondicionado y el ordenador, lo primero que hace es dar un repaso a los diarios online que puede. Se indigna porque las noticias dan cuenta que las temperaturas ese mes han sido las más altas de los últimos cuarenta años y el Amazonas se quema. Ese día tiene un día con la agenda completa. Donde trabaja están organizando acciones a favor del medioambiente y le han pedido que diseñe una campaña sobre la huella ecológica en los países del norte y no sabe por dónde empezar. Es un día más en la oficina.

https://luispasara.lamula.pe/2019/08/19/alguien-quiere-cambiar-este-pais/luispasarapazos/?fbclid=IwAR2vtqho0e9oTEJ_pVmFLU5NAM6ODopF4YpoJDL6cenigc5FtG-gmkh4XZU