Archivos para mayo, 2019

Jorge Abad: “Me preocupa que la Hidrovía Amazónica se haga mal”

Blues de Baldwin

Publicado: mayo 30, 2019 en Uncategorized

En mis incursiones por la biblioteca del barrio, en la estantería que está al ingresar al local me encontré cara a cara con un libro de Philip Roth que recogía muchos de sus ensayos y entrevistas. Cogí el libro y me fui a la sala de lectura que estaba llena de chicas y chicos jóvenes. Algunos muy serios estudiando y tomando notas, y otros, con el móvil en la mano pendientes del novio o la novia. Casi siempre está llena la biblioteca, eso me alegra mucho y me levanta el ánimo. Recuerdo que fui a la biblioteca municipal de Long Island/Isla Grande y no encontré a ninguna lectora o lector. En uno de los ensayos Roth citó a un escritor que le seguía la pista porque es muchas veces citado, me refiero a James Baldwin (1924- 1987). Es un escritor visceral que escribía con sangre y mucha indignación. Tiene una gran destreza narrativa para abordar la historia. Me levanté súbitamente y me fui a las estanterías a buscarlo. Y me encontré con la novela “Blues de la calle Beale”, es la historia indignada contada por una mujer desde los márgenes de una sociedad que castiga a la gente por su color de piel. El novio de ella está en la cárcel injustamente. Le incriminan en una violación de una mujer de Puerto Rico, todo hace pensar por ser negro. Quién encamina esto es un policía blanco racista. Las pruebas son débiles pero en un sistema judicial que acarrea mucho prejuicio racial ya se sabe quiénes son los perdedores. El novio de la chica al estar en la cárcel moviliza a la familia, en especial, la de ella que espera a un bebe de él. Hacen lo indecible para pagar los honorarios del abogado. Los personajes no confían en la justicia que no se pone las vendas para juzgar. Luego de un denodado esfuerzo para ir a visitar a la chica violada que vive en San Juan de Puerto Rico, ella no puede venir porque le sobreviene un ataque de locura al perder a su hijo que le hizo perder el quicio. Las esperanzas se desvanecen pero ellos, como los perdedores, siguen en pie, luchando contra todos.

“Tu boca en los cielos”

Publicado: mayo 29, 2019 en Uncategorized

“Tu boca en los cielos” es el título del documental que tiene como objetivo repasar cinco siglos de vida judía en el Magreb; su autor, Migue Angel Nieto, escritor abulense , fotógrafo, cineasta y corresponsal de guerra durante más de 25 años.

La cinta, que está basada en un trabajo de campo con más de 40 informantes, no en documentos históricos, es una carta que una judía de 83 años , llamada Raquel , escribe a los Reyes Católicos.

“TU BOCA EN LOS CIELOS”

Algoritmos y algo más

Publicado: mayo 28, 2019 en Uncategorized

Con el tiempo las redes sociales tendrán que saturarse. Las visitó cuando quiero leer algo de noticias que seleccionan los diarios, no llegan todas las noticias ¿tendrá que ver con el perfil o los gustos ya identificados por estas redes sociales?, ¿es el filtro de los gustos? Tampoco se puede leer alguna noticia suelta de una revista o que alguien cuelgue una nota interesante que se pueda leer. Lo que si suelo pasar de ellas son las anécdotas o lucimiento de las personas. Seguro que un día se despiertan con cierta falta de afecto suben una foto y al momento, bueno, se llenan de comentarios de los más disparatados e hilarantes. Todo este mundo virtual tiene que ver con los benditos algoritmos. Sí, estas condicionado en este ecosistema que sabe hasta los gustos más mínimos y llegan a saturarte de publicidad. La noticia o lo que se llama noticia se ha transformado con las redes sociales en opiniones muy breves ¿?. Subir una foto con poca ropa, eso es noticia. O que alguien se ponga a bailar, eso es noticia que cuenta con la complicidad de los medios de comunicación al difundirla. Y al momento después de colgar la foto de alguien en traje de baño o de fiesta (cuerpo de infarto ¿?) tienes en seguida una catarata de comentarios desde los más fáciles hasta los insultos. Por ejemplo, después de una entrevista que cuelgan a personas interesantes que están en FB suelo ver, sí por morbo, los comentarios. Las acotaciones son de los más pobres. Si no les gusta lo que ellos o ellas piensan inmediatamente brotan los insultos, las difamaciones o disertaciones de las más aburridas que no vienen al caso. Es de un nivel los comentarios de los forofos de los equipos se fútbol que son completamente planos y estériles. Se meten en el equipo contrario o del jugador que no les genera empatía para insultar y malmeter ¿Adónde vamos? Puedes discrepar con el entrevistado pero de ahí a insultarlo no tiene sentido, estamos quebrando una norma social de convivencia de escuchar al otro. En caso contrario, si el entrevistado no me genera empatía lo puedo dejar de leer o, simplemente, pasar de él. Pero no puedo rellenarle de injurias. Es el pobre mundo de los algoritmos.

https://www.publico.es/sociedad/entrevista-joaquim-bosch-joaquim-bosch-logica-mercado-lleva-muerte-personas-ancianas-soledad.html?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=publico

Cerca de las aguas

Publicado: mayo 26, 2019 en Uncategorized

Estoy casi a dos calles del río Manzanares, todo un lujo para un bípedo amazónico que disfruta ver el río. Salgo de la torre donde estoy alojado, sigo recto y me topo con sus orillas. Por circunstancias de esta transición a la nueva estancia estamos al lado del vilipendiado río que atraviesa Madrid. Así que aprovecho para caminar por sus orillas, es un estímulo para los largos monólogos, para que las ideas se decanten en este periodo del Antropoceno en el que vivimos – cada vez es más urgente el cambio de nuestros hábitos cotidianos por el medio ambiente. Tengo una pila de libros en la mesilla de noche para leer o leer cuando puedo, hay urgencias más cotidianas a las que hay que prestarles atención debida y me desvían de una buena y reposada lectura. En este jubileo de emociones y de tareas me he puesto como una obligación siquiera escamotear un par de folios al día del libro que estoy echando diente. Siento que me han descepado de mi silla de leer y de escribir. Cumplo con rigurosidad espartana mi peaje voluntario de leer, espero no fallar en este intento. Trato de delimitar mi frontera de la habitación propia para dedicarme a la lectura. Hasta el momento lo estoy cumpliendo. Así que en los momentos de paréntesis suelo ir al río y lanzo preguntas ¿saldrá por circunstancias del azar un bufeo colorado o este se trasmutará en un chulapo moreno y con deje castizo?, ¿habrán historias que tengan como referente al río? Hasta el momento no les he escuchado, ¿acaso hay ciudades debajo de este río?, ¿me toparé con algún Karuara despistado? Como se comentó en otra crónica, el río está renaturalizado y tiene otra cara. La relación con el río es más fluida, antes la gestión municipal dejaba mucho que desear o simplemente no la entendía. Hoy han logrado cambiar la cara al río y la interacción con él es más fluida. F me va contando cómo era este río durante su infancia, que en las orillas había piedras o peñas grandes donde F venía a leer y pensar por un momento. El puente antiguo lo han cambiado. Han borrado esa parte de su memoria locativa pero está surgiendo un paisaje del río diferente.

Sonia Mankongo: «Soy una persona que ha roto sus cadenas»

Un sueño con olor a página

Publicado: mayo 23, 2019 en Uncategorized

En mis paseos atravieso por la cuesta de Moyano, esa parte de la ruta lo hago despacio, disfrutando mis huellas por los libreros de viejo. Me detengo en las mesas donde están expuestos los libros. Es como beber un sorbo lentamente de un buen vaso de vino. Voy anotando casi todo. Observo, apunto. Muy temprano suelen llegar coches con cajas llenas de libros para ofrecer a los libreros ¿alguna biblioteca de un fallecido y sus deudos han decidido liquidar? Tengo un librero preferido donde, la verdad, muchas veces, he encontrado joyas de libros. Al menos, aquellos que yo buscaba desde hace tiempo. Como los ensayos de Carlos Castilla Del Pino, fue uno de los impulsores del psicoanálisis y marxismo en esta parte de la península- tuve la suerte de escucharlo una vez en Santander, en un curso de verano. Me tope frente a frente con el libro, sin pensarlo más, no dudé en comprarlo. Me regresé al Olmo con una sonrisa de oreja a oreja, molto felice. Como un libro de viajes de Camilo José Cela o de Juan Goytizolo “Campos de Níjar”, ambos libros exquisitos. Pero otras veces solo voy a mirarlos. Siento sus guiños silenciosos, son libros que han pasado por lectoras y eso me anima. Algunas veces dejan su impronta en las páginas del libro, eso alimenta más mi curiosidad ¿qué le llevó a subrayar ese párrafo o esa palabras?, ¿qué momento de su vida vivía cuando hizo ese marchamo? Amén de estas pistas que me dejan los expropietarios de estos libros de segunda mano, confieso que tengo un viejo sueño de encontrar un libro (o varios) en estos libreros de viejo. Sí, sí. Se trata del libro “Breviario mediterráneo” de Predrag Matvejević. Lo he buscado en español/castellano y no he podido encontrarlo. He ido a plataformas de internet y tampoco. La tapa del libro en edición castellana es realmente seductora y la italiana también, hay un faro erigido en una isla de piedras. En esos garbeos por esa cuesta librera quisiera encontrarlo un día en una de esas mesas llena de libros de manera fortuita como son los verdaderos encuentros. Que se quedara mirándome frente a frente. De esos entrañables encuentros que produce el azar. Seguro que me quedaré impávido, mientras llegue ese momento seguiré hurgando libros aguardando que aparezca.

https://www.eldiario.es/ballenablanca/transicion_energetica/tribunales-Gobierno-holandes-suficiente-climatico_0_882961732.html

¿Un momento de ocio?

Publicado: mayo 21, 2019 en Uncategorized

Uno de los pocos espacios donde podemos librarnos del pesado mundo mercantil que pesa sobre nuestras espaldas y nos rodea son los ratos de ocio. Algunos lo ponen en duda porque cada día estos espacios son colonizados por el consumismo sin sentido y estéril. Uno de esos espacios para disfrutar el ocio son los parques públicos. Recordemos que en muchos casos el ocio ha adquirido la categoría de derecho constitucional como el caso del texto constitucional peruano que menciona el disfrute del tiempo libre. El diccionario de la RAE define al ocio el tiempo libre de una persona. Para el caso peruano, este ha adquirido el rango de un derecho fundamental. Pero vuelvo a los parques públicos para no despistarme, a propósito en la floresta norte de Perú los parques son contados con los dedos de la mano y además son muy ruidosos. En mis garbeos matutinos o vespertinos de estos días, tengo a tiro de piedra a la Casa de Campo, este gran espacio verde tiene alrededor 1722,60 hectáreas y ha sido un antiguo coto de caza real. En la actualidad, este parque ha sido remodelado por la actual gestión municipal haciéndolo más acogedor; la anterior gestión, que aborrecía la gestión pública, dejaba morir estos bienes para luego tocar la puerta de la empresa privada para su gestión. En estos paseos no puedo dejar de observar, en este gran lugar para el sano esparcimiento y tiempo libre, que mucha gente lleva consigo el móvil y no lo abandona por nada del mundo. Se ha convertido una extensión de él, la persona sigue conectado obviando la tranquilidad, le importa un rocoto. Lo que no entiendo es que en esas horas de ocio no logra aislarse del mundanal ruido ¿encontrará la paz?, ¿la tranquilidad? Las parejas a lo suyo, cada uno mirando el móvil sin disfrutar del bosque, del lago, de la caminata, de sus hijos que juegan alrededor. Es un extraño mundo el que se aproxima.