Archivos para marzo, 2017


http://librujula.com/entrevistas/1792-jose-manuel-caballero-bonald-toda-la-noche-oyeron-pasar-pajaros-entrevista

Anuncios

¿Por qué no somos verdes?

Publicado: marzo 30, 2017 en Uncategorized

Casi toda la literatura política en defensa de los bosques se centra en la Amazonía. Entre los argumentos están que esta gran ecoregión es un gran sumidero que C02, la ingente cantidad agua dulce que entrega a los océanos, la variada fauna silvestre, la flora diversa y entre las más inverosímiles que puedan poblar la tierra, la presencia de muchos pueblos indígenas en este lado del mundo. Son digamos la munición que tienen los activistas de la ecología o ambientalistas que están a pie del bosque (no de aquellos ufanos de traje y corbata) para reivindicar la vida y la protección de este ecosistema a este lado de la floresta. Este trasvase de las ideas políticas ha cundido en el ámbito constitucional. En el caso peruano en los Constituciones de 1978 y 1993 se menciona expresamente (y con cierta ambigüedad) aunque sea a nivel de principios rectores a la Amazonía. En el ámbito internacional hay un sugestivo soft law para defender la floresta. Sin embargo, todas estas ideas, el desarrollo constitucional e internacional no ha sido leitmotiv para los partidos de ámbito regional o local en la Amazonía norte. Este discurso ambientalista, curiosamente, no ha calado entre los políticos y políticas de esta parte del planeta azul, tampoco en la población. Se miran casi de soslayo, muchas veces, con desconfianza e indiferencia al discurso ecologista. Es más, no hay un partido llamado verde con letras mayúsculas. Ni del Buen vivir en perspectiva indígena (me parece que algunas alcaldías con gestión indígena en ciertos distritos lo pueden tener). Sí en sus textos fundacionales de estos partidos lo hubieran o dijeran éstos no han sido puestos a la práctica cuando están en el poder o en la oposición que son los lugares donde se desarrollan parte del juego democrático. Se puede advertir este déficit de ideas muy claramente en el desarrollo de las ciudades, de la relación ciudad- naturaleza, en el día a día. Pareciera que vivimos en una gran paradoja. Mientras en lugares remotos a la floresta se preocupan por ella; los actores sociales en la misma floresta le dan muy poca importancia a la ecología con tintes políticos. Obviamente, tiene explicación. Pero primero es bueno preguntarnos ¿Por qué no somos verdes?

Gata Cattana – Gotham

Publicado: marzo 29, 2017 en Uncategorized

La imagen del cuerpo

Publicado: marzo 28, 2017 en Uncategorized

Pongo el café por la mañana y el aroma me espolea ligeramente del sueño. Así cabeceando de sueño que se quiere adueñar de todo mi cuerpo, enciendo el ordenador. Tomo un vaso de agua. El tiempo anda loco de primavera a invierno pasamos en cuestión de horas. Leo las noticias en los diarios on line que por el estrecho de Sicilia en menos de cuarentiocho horas habían sido rescatados cerca de tres mil personas. Son personas que huyen de las guerras civiles en sus países de origen, muchos son desplazados ambientales, otras personas huyen del hambre con los hijos en brazos. Aparte de la noticia lo que más me llamó la atención fue la imagen anexa a la noticia. Una foto tomada muy de lejos a una patera donde solo se divisaba las cabezas – una parte de los cuerpos, de esas personas que están guarecidos en esa precaria barca en el Mar Mediterráneo. Cuando se trata de la situación de inmigración en los diarios lo que se trata es mostrar los cuerpos de esas personas que salen de su país casi desesperados. Los cuerpos de esos inmigrantes están fuera del mercado y que son altamente vulnerables. Sin ley que les pueda arropar. El mercado mercantiliza hasta las situaciones como el ocio, menos con el aburrimiento que para el sistema es una anomalía, es un tiempo encharcado, nos señala algo así el filósofo español Santiago Rico Alba en su libro “Ser o no ser (un cuerpo)”. En esa foto no se trata de individualizar personas si no de mostrar los cuerpos indefensos. Luego en el mismo diario, más abajo, encuentro noticias de la situación de los huaycos (alud) en Perú. La naturaleza mostrando su fuerza y también las imágenes se trasladan a los cuerpos de los damnificados. Hay una mujer que lucha desesperadamente en el lodo. Se cae. Se levanta. Y se vuelve a caer cerca de la orilla donde recibe ayuda. Todos son seres anónimos que no tienen historias pero tienen cuerpos. Estos cuerpos como aquellos navegantes en Sicilia no han ingresado al mercado y es por eso lo muestran. Así crean la distancia. Del ellos y nosotros. Igual sucede con el cuerpo de los enfermos o de los viejos (en esta sociedad que exalta hasta el delirio a la juventud) son seres vulnerables donde el Derecho apenas se asoma.

Podríamos pensar que a día de hoy los mitos constituyen una mera curiosidad, un objeto arqueológico que atrae la atención de un puñado de estudiosos y que adoptó esa condición de pieza de museo con la llegada de la ciencia moderna. Sin embargo, aunque sintamos que aquellos dioses de la antigüedad no tienen nada que ver con nosotros, seguimos empapados de su influencia. Por un lado, la variada tradición mitológica ha ido moldeando nuestra concepción de la realidad y, por tanto, nuestra interacción con esta. Por otro, los mitos siguen actualizándose camuflados bajo diversos envoltorios e influyendo en el inconsciente colectivo. Joseph Campbell dedicó su vida a quitar las máscaras a los distintos héroes para dar con un mismo molde, con los mecanismos del mito. El poder del mito, un extenso diálogo entre Campbell y el periodista Bill Moyers, revela cómo los temas y símbolos, los arquetipos mitológicos, religiosos y psicológicos moldean la experiencia humana…

http://www.infolibre.es/noticias/cultura/2017/03/01/joseph_campbell_poder_del_mito_61541_1026.html

En estos desnortados días la normalización del horror es lo que me llama a la perplejidad. En muchos países europeos desde hace un tiempo atrás las posiciones más reaccionarias son el fulcro de los partidos nacionalistas, xenófobos, islamófobos y pocos tolerantes hacia la diversidad sexual. Resumidamente es lo que enarbola el gobierno de Trump en estos momentos. Es una amalgama más rancia que ha podido parir Europa en estos períodos- recordemos a un eurodiputado polaco haciendo un saludo fascista en el Parlamento europeo. Hace poco hubo elecciones en Holanda y las urnas condenaron al partido xenófobo y de derechas. Los titulares de los diarios señalaban algo así que Europa respiraba aliviada. Me preguntaba ¿aliviada de qué? Porque el ganador de las justas electorales es uno más de la derecha, solo que un poco más refinado pero sigue siendo de derechas ¿debemos respirar tranquilos por eso? Estos partidos que los medios de comunicación tratan de limar los dientes son los partidos que están desmantelando el Estado de Bienestar, la seña de identidad más europea dentro del molde capitalista a favor de las empresas – España ha tenido según los estudios un Estado de Bienestar más macarrónico. El serio problema de la Seguridad Social es lo más emblemático del modelo europeo, en esta dictadura del mercado, señalan que todo debe privatizarse y caminar (o la tendencia) hacia los fondos de pensiones –peruanos y chilenos sabemos que esos fondos no funcionan. Eso se llama cinismo. Luego a estos mismos partidos como el de Le Pen en Francia o de Wilders en Holanda los llaman populistas. El concepto de populismo ha sido vaciado de contenido, al mismo tiempo que le han quitado sus esencias. Me explico, se lo pueden endilgar de populista a Le Pen como a los partidos de izquierdas que cuestionan ciertas medidas de esta dictadura del mercado o del establishment. O al régimen de Venezuela también le llaman populista. Al actual gobierno conservador de España en campaña electoral prometió crear como tres millones de puestos de trabajo pero los medios de comunicación no le tildaron de populista. En esto de meter papas con camotes en el mismo bolso ¿A dónde vamos?

cfakepathlescolsrestaurantmarqueechisaosuzukijpg_ediima20170302_0822_5
Les Cols Restaurant Marquee / Foto: Hisao Suzuki

http://www.eldiario.es/cultura/Entrevista-pritzker-carme-pigem_0_618038339.html